jueves, 2 de abril de 2009

La guerra entre dos borrachos


Este post va dedicado a todos los soldados caídos y a los que también volvieron pero que cuya alma dejaron en las islas.
Un familiar de un soldado me contó su história:

Mi tio solo tenia 19 años cuando fue a las islas, y él me contó que unos días antes de finalizada la guerra, estaba durmiendo a la intemperie y su 6to sentido (que ya estaba desarrollado para ese entonces) le decía que lo estaban siguiendo. Tomó su arma y empezó a caminar en la oscuridad hasta que sin aviso un joven inglés apuntaba su cara, él sin dudar hizo exactamente lo mismo. Ambos se miraron fijo y ningúno tiraba, eran los dos jóvenes, vestidos de soldados en una guerra entre dos borrachos. Siguieron mirandose hasta que rompieron en llanto, tiraron sus armas al suelo y se abrazaron.
Al día siguiente, la gerra había finalizado y el inglés llevó al joven argentino a su cuartel, lo alimentó y hablaron un poco (ya que algo le había quedado del idioma inglés, del secundario).
Volvió a su casa en Lanús, los vecinos lo recibieron con pancartas que decían "Gracias Soldado", su piel estaba negra de años de no bañarse, sus labios rotos y llenos de herpes del frío y el hambre, las aftas ocupaban toda su boca y su garganta y su espíritu joven asesinado. Pasó meses sin hablar y medicado.
Hoy es padre de dos hijos, tiene un trabajo de oficina y no pasa una noche en la que no vea a los hombres que mató para poder sobrevivir.

16 comentarios:

ganesha dijo...

terrible!!!
a nuestro pais le paso de todo.y nos siguen pegando abajo...

tristeza( hoy no hay salu2)

Isabel Estercita Lew dijo...

Ay, Haifa, me hiciste llorar en serio, pero debe haber tantas historias como esta que desconocemos, de esa guerra entre dos locos y sin sentido como toda guerra, mucho no se habla, y esos muchachos, hoy hombres siguen pagando las consecuencias sin más.

Otro besote, mi hermosa!

KALISTA dijo...

Mi respeto y eterno recuerdo en silencio....
Abrazo grande!!

sonoio dijo...

ahhh!
todos fuimos soldados!

y como no estoy para alegrarte ni contarte

te dejo un besito

Marcelo dijo...

hoy sí que los comentarios a tus entradas debieran llamarse puteadas de verdad...
Un beso

LUX AETERNA dijo...

Que historia!! Yo tuve un vecino que no volvió mas y un chico que fue herido. Muy bueno tu homenaje.

besos

Haifa dijo...

Gane: es triste pero es como vos decís, lo mas terrible es que hicieron mierda una generación que si hoy estuviera el país sería otro!
Isabel: histórias sobran! ayer dieron una muy hermosa sobre un soldado y una carta de un niño de 9 años!
Kalista: respeto es una palabra muy importante y es muy lindo que sea la primera que se te venga a la mente cuando hablamos de caídos :o), a muchos tristemente no les pasa. Abrazos!!!
Sonoio: ok, todo a su tiempo, cuando tengas ganas de contar, acá estoy. Te mando un abrazo fuerte.
Marcelo: si, no???
Lux: gracias, pero nada es sufieciente!!! :o(.

Haifa dijo...

No puedo escuchar esta cancón sin llorar y mas cantada por el cuarteto zupay que los escucho desde chiquita.

Gustavo dijo...

Haifa: terrible historia, muy dolorosa, un gran homenaje el tuyo. un beso.

Haifa dijo...

Gus: gracias!!!!

Walteriot dijo...

Me conmovió la intensidad de la escena y la forma simple pero profunda de contarla.
La imagen que dibujaste sintetiza lo absurda que fue la guerra, y lo frágil que era sobrevivir en ella, pero también que es posible reconocerse en el otro por mas que sea alguien de otra cultura.
Muy bueno. Sin duda, es un momento para inmortalizar.
Gracias por compartirlo.
Saludos.

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Una página triste y desdichada hasta el cansancio, de la historia argentina. Conocemos muchos relatos semejantes al que cuentas... es que en una guerra sin sentido, necesariamente tienen que ocurrir cosas insólitas.
Un gusto haber arribado a este blog. Somos amigos de Nathaly, esa chilena encantadora.
Saludos.

Haifa dijo...

Walteriot: gracias a vos por tu coemntario y que bueno que tengamos la misma comprensión y sensibilidad soibre la história. Y como vos decís, es un momento para inmortalizar. Un abrazo!
Clara y Pepe: muchas gracias ante todo por pasar! :o), entonces vinieron desde el blog de Nathaly, no? Ustedes también son de Chile? Un gusto tenerlos por acá!!!
Abrazos :o)

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Nosotros somos argentinos y vivimos en Paraguay, en la ciudad de Encarnación, que está separada por un puente de la localidad misionera llamada Posadas.

Haifa dijo...

Clara y Pepe: Paraguay? me hace pensar en chipá, que rrrrrrrrico!!!! jajaja y cómo llegaron hasta allá?
Besotes

PATRICIO dijo...

Melina, cuanto tiempo, espero que estes muy bien.
esa historia la conozco, si no me equivoco te la conte yo y era mi tio.
es verdad todo lo que dice melina, sin ir mas lejos le voy agregar algo para que esto no pase de nuevo. cuando vuelve mi tio a la plaza con el resto de lso soldados, el mejor amigo de el quedo en silla de ruedas. este joven llama a sus padres diciendo esto:
mama volvi, tengo un amigo que quedo en silla de ruedas, lo puedo llevar a csasa xq esta sin familia.
madre:hijo, vos sabes que estar en sillas de ruedas es un problema, ya que se nos complicaria a la familia.
hijo: cuelga el telefono.
final triste: mejor amigo de mi tio, se pego un tiro.
saludos y que estes bien!!

Pelotudeces archivadas